Qué tiene un artista rico que no tenga un artista pobre

Seguro que has pensado en la respuesta fácil: dinero. Muy bien, pero estoy segura de que sabes que esto es sólo una consecuencia de muchas otras diferencias. Algunas muy evidentes, y otras más sutiles, pero sobretodo hay algo MUY IMPORTANTE que les diferencia: y es lo que va justo antes de tener dinero. El rico vende y el pobre no.

Para aprender a vender hay que seguir un ejemplo muuuuuuy sencillo: la estructura de ventas de El gato con botas, o lo que es lo mismo, el método AIDA (no lo inventé yo, pero mola mucho que lleve mi nombre ;-)) de 1898, descubierta por Elias St. Elmo, quien observó que todos los compradores pasan por 4 fases:

Y como la naturaleza humana no ha cambiado desde hace miles de años, esta observación de hace cien años sigue dando sus frutos en el márketing online, publicidad y ventas: es realmente efectivo. Este método es imprescindible para dirigirnos a nuestros clientes de manera correcta, tanto si lo hacemos de forma consciente como inconsciente. Y no solo para correos electrónicos. También para ventas en persona, y para otro tipo de ventas online como el uso de las páginas web, páginas de venta, anuncios en Facebook Ads, Youtube Ads, etc. Es realmente importante para que las personas escuchen nuestro mensaje y hagan clic.

¿Quieres saber cómo el cuento de El gato con botas te puede ayudar a hacerte rico? Sí, es literal, y has leído bien. El gato con botas puede ayudarte a ganar una fortuna con tu Arte, lo que ocurre es que nunca lo habías leído como yo te lo voy a contar… Te lo cuento con más detalle en mi formación online GRATUITA «Las 3 claves con las que multiplico mi facturación» en tan sólo 1h y media. Sí, has leído bien: sólo 1h y media para cambiarte el mindset y prepararte para lo que es bueno. ¡No te lo pierdas! ¡¡Te veo dentro!!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Aida Ivars

Aida Ivars

Si eres una persona creativa y con talento, no te olvides de tu emprendimiento. Permite que te acompañe en tu camino y descubrirás que el mundo de los negocios es tan sencillo, emocionante y divertido como un cuento.

Tengo el don de hacer fácil lo difícil. Soy artista y ayudo a otros artistas y a personas creativas a vivir de sus talentos y a ser más felices con sus emprendimientos.